Debido a las nuevas tecnologías, el ordenamiento jurídico español ha tenido que ir adaptándose a las nuevas exigencias del mercado y de la sociedad, y con ello ha venido a regular el uso de vehículo aéreos no tripulados, conocidos como Drones.

Concepto y regulación

Los drones son un vehículo aéreo no tripulado, más apropiadamente RPAS, ​ comúnmente conocido como dron, ​​ hace referencia a una aeronave que vuela sin tripulación.

El 29 de diciembre de 2017 finalmente fue aprobado el Real Decreto 1036/2017el cual recogía la regulación de los drones en el ámbito nacional y establecía en su artículo 8 “todas las aeronaves pilotadas por control remoto deberán llevar fijada a su estructura una placa de identificación para poder identificarla mediante su designación específica”.

Asimismo, la normativa establece una serie de requisitos para el operador tales como :

A estos efectos, el operador deberá establecer un sistema de registro de los datos relativos a:

  1.  Los vuelos realizados y el tiempo de vuelo.
  2.  Las deficiencias ocurridas antes de y durante los vuelos, para su análisis y resolución.
  3.  Los eventos significativos relacionados con la seguridad.
  4. Las inspecciones y acciones de mantenimiento y sustitución de piezas realizadas

Consecuencias del uso de drones

Los drones en el ordenamiento jurídico español han supuesto un modificación de los principales parámetros para muchos juristas.

Así bien, el uso de los drones en ciertos casos puede desembocar en una conculcación de derechos fundamentales y en la comisión de un delito.

De este modo el uso indebido de drones puede llegar a desembocar en una vulneración del art. 18 CE violando el derecho a la intimidad de las personas y consiguientemente, si se efectúa el vuelo por encima y entrado en domicilios ajenos que constituyan vivienda habitual, podemos estar ante un delito de allanamiento de morada del 202 CP.

Por ende, no dude en contactar con un profesional si cree que alguien está conculcando su intimidad.

Abrir chat